Go Wild! Logo

EspañolEnglish

Ranas Doradas al Rescate

Ranas Doradas al Rescate es un club ecológico que fue creado en el 2013 por María Elena Gerbaud, estudiante de sexto grando de la Academia Interamericana de Panamá. El club está conformado por 26 niños de 9 a 12 años de edad de las escuelas primarias de la comunidad de El Valle de Antón. El club realiza diversas actividades a través del año, con el fin de que los niños aprendan y se apasionen con las ranas doradas (Atelopus zeteki), y lleven el mensaje a amigos y familiares. Si estos jóvenes entienden y se entusiasman en cuidar a las ranas doradas, no sólo protegerían a esta especie, sino también a otros animales silvestres que viven en su mismo hábitat.

Objetivos:

Educar y concienciar a niños sobre la rana dorada y su importancia.

Tratar de provocar un cambio en esas personas indiferentes que no les importa que muchos animales estén a punto de desaparecer por lo que estamos haciendo. Cambiar el comportamiento, la actitud y la manera de pensar de esas personas.

Entusiasmar todavía más a la gente que sí está consciente de lo que está ocurriendo.

¿Por qué fue creado el club Ranas Doradas al Rescate?

Las ranas doradas se están extinguiendo. Hay muchas razones: la contaminación, la pérdida de su hábitat, la venta y el tráfico ilegal, el cambio climático, y, en estos últimos años, la aparición de un hongo mortal que las está acabando como especie. Ya los científicos han logrado reproducir ranas en cautiverio, específicamente 42 ranitas sanas de seis meses de edad en el Centro de Conservación de Anfibios de El Valle (EVACC) donde originalmente solo había 8. También, han encontrado que algunas bacterias que tienen en la piel las ayuda a minimizar el efecto del hongo.

Cuando estaba investigando sobre las ranas doradas antes de hacer mi proyecto yo conversé con la científica Angie Estrada (Manager del Smithsonian Amphibian Rescue and Conservation Project) y luego, me di cuenta de que era esencial realizar un proyecto para ayudar a las ranas doradas porque el problema del hongo ya lo están tratando de resolver los científicos, pero ese no es el único problema. El mayor problema es que las personas están ensuciando los ríos donde ellas viven y contaminando sus hábitats. Entonces, si resuelven el problema del hongo, ¿dónde pondrían de vuelta a las ranas? “Cuando hallemos una cura podremos reintroducirlas en su ambiente natural”, me comentó la bióloga, y siguió: “En El Valle queremos reintroducir las ranas, y si tenemos una cura queremos sacarlas al bosque, pero en muchas de las quebradas donde vivían, ahora hay casas muy bonitas y se destruyó su hábitat. Lo que la gente hace de verdad que las afecta, si la gente elimina donde ellas vivían, no pueden vivir allí más”. Es decir, los científicos siguen trabajando en su conservación. Pero el mayor problema que existe es la indiferencia de las personas, que no les importa o que no se salen de su camino para que las ranas doradas no se sigan extinguiendo, y eso hay que cambiarlo.

Cómo colaborar:

Síguenos en la sección de Noticias y suscribiéndote al Newsletter para enterarte de lo que tenemos planificado y de nuestras nuevas actividades.

Puedes apoyar al club ecológico 'Ranas Doradas al Rescate' proponiendo ideas para el grupo y por muchas otras maneras mandándome un email vía este formulario de contacto.

Actividades realizadas:

Actividad con Heidi Ross, directora del Centro de Conservación de Anfibios de El Valle:

Llegué a las 9:15 de la mañana a la InfoPlaza,  en dónde me prestaron un salón para hacer la actividad y me encontré ahí con la profesora Neyra Guerrero de López. Guindé los carteles y globos dentro del salón. Luego, llegó la directora del Centro de Conservación de Anfibios de El Valle, Heidi Ross, con quien había quedado en encontrarme para que presentara una charla sobre las ranas doradas a los niños. Más tarde llegó la maestra de agropecuaria de la escuela, la profesora Migdalia, que también estaba interesada en colaborar y ayudar en este proyecto y luego empezaron a llegar los niños con sus padres. A cada niño yo le daba una camisa, un contrato que luego me debían entregar y una carta de bienvenida. Todos los niños se cambiaron de inmediato la camisa, así que a la hora de las charlas ya se empezaban a sentir parte del grupo. Cuando por lo menos 15 niños habían llegado, empezamos mi charla. Hablé sobre mi proyecto y qué estaríamos haciendo en estos próximos meses. Luego, Heidi Ross dio una excelente charla sobre las ranas doradas, su importancia, sus problemas de extinción y su familia, género... Después, los que tenían preguntas le preguntaban. Justo después de esto, les repartimos pastelitos de queso y orejitas a todos. Cuando se terminó la actividad, les agradecimos a todos los niños por ir a esa actividad tan especial. El grupo ya contaba con más de 20 miembros que habían firmado sus contratos y habían ido al primer evento, más varios niños que no pudieron llegar pero dijeron que querían ser parte del grupo.

Visita tras bastidores al Centro de Conservación de Anfibios de El Valle:

El domingo 6 de octubre fuimos a una visita tras bastidores al Centro de Conservación de Anfibios de El Valle y pudimos tener la experiencia de aprender, ver y tocar a las ranas doradas al igual que otros anfibios en peligro de extinción. Nos enseñaron sus etapas de vida y los animales que comen las ranas. Muchos hicieron preguntas interesantes y al final de la actividad les di un cuestionario sencillo que yo había preparado el día anterior para ver si habían aprendido y si les había interesado todo lo que habían visto. La mayoría tuvo las respuestas correctas e incluso les puse una pregunta que era en base a su opinión.

Pintando ranas doradas de cerámica en el Centro Educativo Básico General (CEBG) La Compañía:

El jueves 16 de enero tuvimos una actividad en la escuela (CEBG) La Compañía dónde pintamos ranas doradas hechas de cerámica y luego los niños se llevaron a su casa las que ellos mismos pintaron. Comieron orejitas y jugos y se divirtieron mucho. Realizamos esta actividad para que los niños en todo momento se recuerden, con las ranas que ellos mismos pintaron, que hay que protegerlas y cuidarlas.